Mide sus porciones


Los niños deben consumir las porciones adecuadas para su edad. Consumir porciones más grandes puede favorecer un mayor consumo de alimentos, lo cual puede afectar su salud y peso corporal. La cantidad de alimentos que consumen los niños debe ayudarles a sentirse satisfechos, y al mismo tiempo, aportarles la energía y nutrimentos que necesitan. Para logarlo, hay que tomar tres consideraciones: servir pequeñas cantidades, ayudarles a identificar la sensación de saciedad, evitar obligarlos a terminarse todo lo del plato.

¡Ofrece a tus hijos vegetales diferentes!

IDEAS RELACIONADAS