Actívalos diariamente


Ponerse en movimiento tiene muchos beneficios para los niños. Además de cuidar la salud al ayudar a controlar el peso corporal, a darle agilidad a los músculos y fortaleza a los huesos, también contribuye a que los niños se integren con otros niños, a que descubran nuevas habilidades y características de su personalidad. También favorece la convivencia en la familia y la diversión. La recomendación son 30 minutos diarios. En conclusión: el ejercicio ayuda a la salud y a la integración personal y familiar. ¡A moverse todos!

Involucra a tus niños en deportes en equipo

IDEAS RELACIONADAS